Miligray máximos anuales

  •  
    - [#290] 11/10/19
    Buenas tardes, me han realizado en los últimos meses varios TAC (angiotac, torax/abdomen, cuello). A esto hay que añadir 10 radiografías de torax y 4 de abdomen. En los informes radiológicos vienen los siguientes DLP:
    Angiotac------ 312,95 mGy-cm
    Torax/abdomen-----1013,32 mGy-cm
    Cuello------------429,58 mGy-cm
    Estoy preocupado , tengo 45 años y espero seguir por aquí mucho más tiempo y el otorrino dice que posiblemente me solicite otro TAC ahora de cabeza. Por ello les ruego me ayuden a esclarecer algunas dudas.
    ¿Se trata de mucha radiación?
    ¿Hay alguna dosis máxima que se recomiende no superar dentro del mismo año?
    ¿Se podrían emplear otras técnicas como resonancia para evitar más radiación?
    ¿Se podría comparar con la dosis natural que recibimos anualmente?
    Espero su respuesta y muchas gracias por adelantado.
  •  
    PEDRO RUIZ MANZANO - [#262] 15/10/19
    El primer principio del Sistema de Protección Radiológica es la justificación basándose en la relación riesgo-beneficio, lo que quiere decir que el beneficio para usted de la realización de esas pruebas, ha de superar el potencial riesgo al que se expone con las mismas; así pues, su médico habrá considerado que estos exámenes estaban justificados para poder diagnosticar mejor su problema y necesitaría la información de esas exploraciones para poder planificar adecuadamente su diagnóstico y posterior tratamiento o intervención.
    En general, el riesgo de efectos radioinducidos por exámenes de radiodiagnóstico, como es el caso de su caso, es muy bajo, y el beneficio de un buen diagnóstico supera en gran medida ese riesgo. La magnitud que usamos para estimar el riesgo radiológico es la dosis efectiva, que se refiere al riesgo de efectos radioinducidos promediado en todo el cuerpo, y en general para evaluarla en las exposiciones médicas se suele comparar con la dosis que recibimos por el fondo radiactivo natural al que estamos expuestas todas las personas.
    Independientemente de que la dosis efectiva que reciba usted pueda estimarse a partir de los datos concretos de su estudio, por ejemplo, la dosis efectiva en una exploración de TC de abdomen-pelvis es entre 5 y 10 mili Sievert. Esta dosis equivaldría aproximadamente a 2 o 4 años del fondo radiactivo natural. En su caso, el Angiotac de 312,95 mGy-cm equivale a unos 4 mili Sievert, el Torax/abdomen de 1013,32 mGy-cm a unos 15 mili Sievert y el TC de Cuello de 429,58 mGy-cm sería en torno a 1 mili Sievert. En total, usted ha recibido en torno a 20 mili Sievert.

    Hay autores que consideran que el riesgo adicional de cáncer por recibir 40 mili Sievert en varios TC abdominales es, en el transcurso de la vida de un adulto, del orden de 1 por 500 (National Radiological Protection Board. Protection of the Patient in X-ray Computed Tomography (ISBN 0 85951 345 8) London: HMSO. 1992). Pese a todo, esto representa un incremento pequeño del riesgo comparado con el elevadísimo riesgo general de padecer un cáncer (casi 1 por 3) (Comisión Europea. Guía de indicaciones para la correcta solicitud de pruebas de diagnóstico por imagen. Colección Protección Radiológica nº 118. 2001). Otro dato a tener en cuenta es que la comisión internacional de protección radiológica indica que si el feto recibe dosis inferiores a 100 mili Sievert el riesgo de tener efectos radio-inducidos de cualquier tipo es despreciable.
    Por otro lado, la dosis que reciben los órganos o tejidos en Radiodiagnóstico general son inferiores a los umbrales de efectos tisulares por lo que no habrá efectos en los tejidos de los órganos a los que usted se refiere.
    Las ventajas que pueden tener las exploraciones con RX, siempre que estén justificadas, superan con creces los riesgos radioinducidos.

    Finalmente, indicarle que desde hace muchos años se están controlando las dosis que reciben los pacientes en el ámbito médico y que la protección radiológica en los centros sanitarios está regulada por diferentes reales decretos de obligado cumplimiento desde antes de 1990. Los profesionales que se dedican a estos temas están bien formados y siempre buscan impartir la mínima dosis posible especialmente en el caso de los niños.

    Las radiaciones no se acumulan en el cuerpo. Lo que se acumularía sería la probabilidad de poder padecer un cáncer radioinducido a lo largo de la vida… Afortunadamente, los seres vivos han desarrollado mecanismos de reparación para minimizar los daños producidos por las radiaciones ionizantes y por otros agentes que pueden causar esos mismos daños. Vivimos y evolucionamos en un planeta radiactivo… Estamos adaptados… Esto es como jugar a la lotería: cuantas más veces juegas más probabilidad tienes de que te toque a lo largo de tu vida pero la probabilidad de que te toque hoy no se ve incrementada por haber jugado ayer.


    Por todo ello, esto NO debería suponer un motivo de angustia para usted ya que seguramente sus exploraciones estaban justificadas, se realizaran adecuadamente y los riesgos radiológicos a los que estará sometida son despreciables.


    Notas:
    1. El fondo medio mundial es de 2,4 mili Sievert /año. Los seres humanos estamos sometidos a niveles de radiación entre 1,5 mili Sievert/año y 260 mili Sievert/año en función de la zona de la tierra donde vivamos. En las zonas de más dosis anual, la mortalidad y la esperanza de vida son normales y las pruebas citogénicas no muestran diferencias significativas.
    2. El riesgo de cáncer de 1 por 500 significa que es probable que entre 500 personas que hayan recibido 40 mili Sievert, en varias exploraciones, 1 de ellas podrá desarrollar un cáncer por esa causa. Esto es, un 0,2 %. Este valor coincide con la previsión de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (Recomendaciones ICRP 103 del año 2007) para la población general en que estima un riesgo de cáncer del 5,9 % por 1.000 mili Sievert recibidos (es decir, 0,2 % para 40 mili Sievert). Respecto a la incidencia natural del cáncer de 1 sobre 3, es que aparecerá un cáncer por cada 3 personas. Es decir, que existe un riesgo del 33,3 % para desarrollar un cáncer. Por todo ello, si comparamos ambos riesgos, el debido a la radiación recibida por hacerse exploraciones médicas es despreciable y, probablemente, el riesgo para su salud de no hacerse esa prueba diagnóstica sería mucho mayor.
    3. Toda radiación ionizante a la que hemos estado expuestos (como son los Rayos X) conlleva un riesgo de cáncer (ICRP 60; ICRP 103). No existe el riesgo “cero” incluso con dosis bajas. La ICRP considera que incluso tras exposiciones a dosis bajas (se consideran "bajas" aquellas que son inferiores a 200 mili Sievert) existe la probabilidad, aunque sea muy pequeña, de que tenga lugar un cáncer, considerándose que no existe una dosis umbral para su aparición. En su caso, cuando se habla de dosis inferiores a 100 mili Sievert, se habla de riesgo despreciable.


    Respondiendo a sus preguntas directas:
    ¿Se trata de mucha radiación?
    No se trata de mucha radiación, más bien es la normal y adecuada para el tipo de estudios que le han solicitado.

    ¿Hay alguna dosis máxima que se recomiende no superar dentro del mismo año?
    Para pacientes no hay un límite de dosis, hay valores de referencia para pacientes estándar y tipos de exploraciones estándar.

    ¿Se podrían emplear otras técnicas como resonancia para evitar más radiación?
    A veces sí se pueden emplear otras técnicas pero eso es algo que debe decidir su médico. Seguramente, en su caso, las exploraciones solicitadas serían las adecuadas según el criterio de su médico.

    ¿Se podría comparar con la dosis natural que recibimos anualmente?
    La dosis que ha recibido equivaldría a unos 8 años de fondo de radiación ambiental medio. Pero hay zonas habitadas en la tierra donde esa radiación se recibe en un mes.

    Un saludo.

Acceso a socios

users icon