Efectos de cuatro antenas de telefonía móvil a 200 m

  •  
    - [#277] 21/09/19
    Gracias por este sitio web. Es muy difícil encontrar información así y explicada tan claramente. Vivo a 200 m de cuatro torres de telefonía móvil. En el geoportal del Ministerio en infoantenas he encontrado mediciones de las radiaciones que emiten, aunque no llegan a 200 m de distancia de la base, se quedan, como mucho, en el límite de 100. Les agradecería si pudieran indicarme alguna referencia sobre estudios de efectos de ese tipo de torres en función de la distancia, o algo similar. Desde que vivo en esta casa, sufro acufenos y duermo muy mal, y me gustaría saber si puede estar relacionado. Esto solo me pasa a mí de mi familia.

    Por si acaso pueden orientarme con estos datos, aunque al ser un caso particular, entendería que no entren en tanto detalle, les adjunto una captura de pantalla con las mediciones de esa página a las cuatro antenas (tres, porque no admiten más archivos). No entiendo por qué en algunas de esas mediciones, al alejarse de la antena, muestran menos radiación.

    Mil gracias y un saludo.
  •  
    ALEJANDRO UBEDA MAESO - [#256] 24/09/19
    Estimada señora,

    En artículos como el siguiente podrá usted encontrar información útil sobre las características generales de la exposición a las señales de radiofrecuencia (RF) en las proximidades de estaciones base de telefonía móvil: RESEARCH AND EVALUATION OF THE INTENSITY PARAMETERS OF ELECTROMAGNETIC FIELDS PRODUCED BY MOBILE COMMUNICATION ANTENNAS, de Pranas Baltrėnas y colaboradores, publicado en JOURNAL OF ENVIRONMENTAL ENGINEERING AND LANDSCAPE MANAGEMENT. El artículo está disponible en: https://www.researchgate.net/publication/261655636_Research_and_evaluation_of_the_intensity_parameters_of_electromagnetic_fields_produced_by_mobile_communication_antennas

    Como comprobará en ese artículo, los niveles de exposición medidos en las proximidades de las estaciones dependen de diversos factores, incluyendo el tipo, cantidad y altura de las antenas en la estación, el número de estaciones cercanas, la altura y el azimut del punto en el que se realizan las mediciones, etc. Pero en general, la densidad de la potencia de la señal medida decaerá significativamente con la distancia que media entre las antenas emisoras y el punto de medición. Esta propiedad se hace evidente tanto en los gráficos del artículo citado, como en la tabla contenida en el archivo “Cell towers…” que adjuntamos.

    Esa propiedad no queda reflejada en los valores que aparecen en las capturas de pantalla que usted nos envía. Valores que nosotros hemos resumido en el gráfico adjunto, titulado “Densidad vs. distancia”. Ese desajuste con respecto al tipo de curva esperado indica que las mediciones que aparecen en el geoportal al que usted alude se han tomado en orientaciones diferentes y a diferentes alturas sobre el suelo. Por lo tanto, esa información no es útil para inferir cuáles serían los niveles de exposición, en función de la distancia a las estaciones base, en un local situado en las cercanías. En el caso que usted describe, tal información solo puede obtenerse a partir de mediciones tomadas en el interior de la vivienda en cuestión.

    ¿Para qué valen, entonces, los datos que aparecen en ese portal? Para confirmar que todos los valores medidos están por debajo de los límites de protección del público que fija en España el Real Decreto 1066/2001. Claro que para llegar a esa conclusión tampoco haría falta medir, porque los límites del Real Decreto (que se ajustan a los contenidos de la correspondiente Directiva Europea) se basan en los criterios de protección ICNIRP (1998). En el caso de las señales RF, como las de telefonía móvil, los valores “límite” propuestos por ICNIRP buscarían evitar efectos nocivos inmediatos y de naturaleza térmica, debidos a la absorción de energía por parte de los tejidos u órganos humanos expuestos durante periodos muy cortos (minutos) a niveles muy elevados de dichas señales.

    En consecuencia, lo que nos dicen los datos que usted nos remite es que una persona situada durante un lapso breve en los puntos donde en su día se tomaron las mediciones correspondientes, no se vería sometida a unos niveles nocivos de hipertermia a causa de su exposición a las emisiones registradas.

    Pero, por otra parte, si entre la vivienda de usted y las estaciones base media una distancia de 200 metros, la extrapolación correspondiente de los valores contenidos en las tablas permite concluir que los niveles de esas señales recibidos en su vivienda serán extremadamente bajos. Probablemente serán más bajos que los que pueda usted recibir de las redes Wi-Fi de su vivienda y/o de las viviendas vecinas. Y, desde luego, serán significativamente más débiles que los recibidos de un teléfono móvil activo, de un teléfono inalámbrico o de un ordenador portátil comunicando con una red Wi-Fi.

    Por lo tanto, dado que las molestias o síntomas que aquejan a usted no serían atribuibles a una potencial hipertermia por exposición a las RF de las antenas en cuestión, tales desórdenes quedan fuera del tipo de daño contemplado en los criterios ICNIRP adoptados por el Real Decreto español a través de la correspondiente Directiva Europea.

    Así las cosas, desde un punto de vista legal, compartido por una mayoría de técnicos en la materia, los acúfenos y trastornos de sueño que usted padece no serían atribuibles a la exposición a las señales emitidas por esas antenas de telefonía. No obstante, conviene señalar que existe un número creciente de expertos que admiten la posibilidad de que algunas personas sean particularmente sensibles o hipersensibles a exposiciones prolongadas a señales RF débiles, muy por debajo de los elevados niveles capaces de generar efectos térmicos nocivos a corto plazo. Generalmente, esas personas están también aquejadas de otras dolencias, como el síndrome de fatiga crónica o el de sensibilidad química múltiple. Puede usted encontrar información sobre esa controvertida materia en el artículo: EUROPAEM EMF GUIDELINE 2016 FOR THE PREVENTION, DIAGNOSIS AND TREATMENT OF EMF-RELATED HEALTH PROBLEMS AND ILLNESSES, de Igor Belyaev y colaboradores. Publicado en: REV ENVIRON HEALTH. 2016 Sep 1;31(3):363-97. doi: 10.1515/reveh-2016-0011, y disponible en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/27454111.

    Lo que nosotros, investigadores biomédicos, no podemos determinar, ni aunque conociésemos exactamente cuáles son los niveles de exposición a que está usted expuesta en su domicilio, es si el suyo es o no uno de esos hipotéticos casos de hipersensibilidad.

    Esperamos que esta información le sea de alguna utilidad.

    Atentamente,

    Grupo de Trabajo en Radiación No Ionizante, SEPR

Acceso a socios

users icon