Somos Puertas Sanrafael, primera empresa española en fabricación de puertas de interior.Nos gustaría conocer dónde podemos consultar los requerimientos y normativa para realizar puertas emplomadas. ¿Serían tan amables de indicarnos los documentos o directrices a consultar?Hasta el momento conocemos que el espesor del blindaje con plomo de una sala de rrxx depende de la potencia de los equipos que haya en su interior y que el plomo de la puerta ha de solaparse con el de las paredes de la sala de manera que no quede ninguna zona sin cubrir pero nos gustaría disponer de más información sobre ello

En primer lugar, pido disculpas por la demora en la respuesta. No hay una normativa específica para la realización de puertas plomadas. Para la determinación del grosor como blindaje, se ha de realizar un cálculo de blindajes. Dicho grosor dependerá de si se trata de apantallar la llamada radiación primaria, procedente del tubo y que incide sobre el paciente) o bien de radiación secundaria formada por la radiación dispersa (fundamentalmente radiación dispersada por el paciente) y por la llamada radiación de fuga, procedente del cabezal que contiene el tubo. En el diseño de las sala de exploración, las puertas se disponen de modo que no tengan que actuar como barrera frente a la radiación primaria, por lo que sólo tiene que actuar como barrera frente a la radiación secundaria. Los actuales equipos de radiodiagnóstico suelen presentar una baja radiación de fuga, por lo que la principal contribución a la radiación secundaria suele ser la radiación dispersa. En el cálculo de blindajes se ha de tener presente el blindaje que de por sí ya ofrecen los elementos estructurales, como sería el caso de un suelo o de una pared de obra. No obstante, para el caso de una puerta, inicialmente sólo de madera, prácticamente no comportaría apantallamiento alguno, y el blindaje de plomo que se le habrá de incorporar dependerá fundamentalmente de: - la distancia respecto la fuente de radiación (posición de la mesa de exploración o del sistema de imagen mural para el caso de radiación dispersa) - las tensiones con que se va a trabajar - la llamada carga de trabajo (cantidad de exploraciones a la semana y carga, mA·s, de cada una de ellas) - del tipo de ocupación a que se dedica la dependencia anexa a proteger. Los grosores necesarios de plomo suelen ser suficiente con 1 mm tanto para salas de equipos dentales periapicales como para el caso particular de equipos de mamografía, del orden de 2 mm en equipos convencionales en salas que no sean pequeñas en exceso y que no tengan grandes cargas de trabajo y 3 mm en determinados casos donde la barrera se encuentre muy próxima al cuerpo dispersor y con elevadas cargas de trabajo. No obstante, el cálculo del blindaje necesario para cada caso lo ha de realizar un experto, donde a fin de evitar problemas/correcciones posteriores, lo propio es lo realice la Unidad Técnica de Protección Radiológica o del Servicio de Protección Radiológica que posteriormente habrá de emitir la certificación prevista en el apartado c) del artículo 12 del Real Decreto por el que se aprueba el "Reglamento sobre instalación y utilización de aparatos de rayos X con fines de diagnóstico médico" (http://www.boe.es/buscar/doc.php?id=BOE-A-2009-11932). Para terminar, comentar la importancia de garantizar que las juntas (el marco de la puerta) presente también el blindaje calculado, con un solapamiento no inferior a 1 cm entre el blindaje del marco y el de la puerta (la misma consideración, sobre el solapamiento, es de aplicación entre el blindaje del marco y el de la pared donde se aloja).

Fdo.
SEPR

Acceso a socios

users icon