Fukushima

  • 30/01/20
    Me gustaría saber cómo afectó a España la nube radiactiva que llegó tras el accidente de la central nuclear de Fukushima. ¿Cómo eran esas partículas?.¿Hubo algún riesgo de contaminación en general a pesar de la distancia a Japón (medio ambiente, objetos cotidianos, etc)?.¿Y los enseres o lugares que no se hayan limpiado desde entonces, ¿como estarían hoy?.¿Cuál es la situación de Fukushima, alrededores y del océano Pacífico hoy en día?.Gracias de antemano por su respuesta.
  •  
    SOFIA LUQUE HEREDIA - [#337] 21/02/20
    Buenas tardes,

    En España, como en el resto del mundo, se detectó la nube radiactiva procedente de Japón al cabo de algunos días, observando niveles de radiactividad extremadamente bajos que no suponían riesgo ni para las personas ni para el medio ambiente. No obstante, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), estableció un dispositivo especial de vigilancia que consistió, a grandes rasgos, en interrogar las redes de vigilancia radiológica ambiental automáticas que miden en continuo (están encaminadas a dar aviso en caso de emergencia nuclear o radiológica), así como la red de laboratorios de vigilancia radiológica ambiental nacional (REVIRA), responsables de la toma de muestras de todo tipo (agua, leche, suelo, aire, etc.) y posterior análisis en laboratorio, con objeto de conocer la calidad radiológica del medio ambiente por bajos que puedan ser los niveles de radiactividad, y así evaluar el posible impacto radiológico. Tras obtener esta información se concluyó que no había riesgo para las personas ni para el medio ambiente.

    Los radionucleidos principalmente detectados fueron el yodo-131 (I-131) en fracción gaseosa y en forma de aerosol y el cesio-137 (Cs-137) en aerosol. El I-131 tiene una vida media de 7 días, lo que significa que a los siete días de su emisión, su actividad se ha reducido a la mitad, y después de siete días más, a la cuarta parte, y así sucesivamente. En el caso de Fukushima, la actividad que llegó a España era tan pequeña, que a los pocos días se dejó de detectar. El Cs-137, por su parte, tiene una vida media de 30 años, y, desgraciadamente, forma parte del fondo radiológico ambiental global, debido a lo que llamamos el "fallout" producido por las explosiones nucleares que tuvieron lugar en los años 50-60. Convivimos con ello desde entonces, sin efectos perjudiciales para la salud al tratarse de niveles sumamente bajos. El cesio que provino de Fukushima lo hizo en cantidades aún menores y no perjudiciales, por lo que no fue necesario llevar a cabo ninguna acción de remedio posterior.

    Al cabo de unos meses se desactivó el dispositivo especial de vigilancia, concluyendo que no había habido riesgo para las personas y el medio ambiente. Para concluir, le indicamos que este dispositivo tuvo lecturas positivas, como por ejemplo, que se comprobó que las redes y laboratorios de vigilancia radiológica ambiental españolas y de toda Europa, que están siempre alerta, funcionaron muy bien y coordinadamente, y obtuvieron resultados de calidad y coherentes con el paso de la nube.

    Finalmente, para conocer la situación actual en el océano Pacífico, le animamos a que consulte la base de datos de vigilancia radiológica de Fukushima donde podrá encontrar información en detalle al respecto: https://iec.iaea.org/fmd/default.aspx .

    Atentamente,
    SEPR

Acceso a socios

users icon