TAC embarazada 3 semanas

  • 20/03/20
    Buenas,

    Me gustaría hacer una consulta médica de bastante importancia y urgencia para tomar una serie de decisiones.

    A mi mujer que a día de hoy está embarazada de 7 semanas y 2 días, y que tras realizar una revisión ginecológica en varios ginecólogos privados nos dicen que todo está correcta. Estando embarazada de 3 semanas y 2 días, según nos dice un ginecólogo, el mismo día que se agarro al utero el feto, y sin saber que estaba embarazada, le realizaron un TAC debido a un accidente de tráfico en el cuello con protección en el utero.

    Tras consultar a varios ginecólogos, nos han presentado varios escenarios posibles. Alguno que aunque el riesgo sea mínimo que deberíamos abortar; otro que existe una teoría que es la del todo o nada que dice que si no murió el feto cuando se realizó la prueba, no le ocurrió nada; otro que dependerá de la radioactividad con la que irradiará el TAC con lo cual deberíamos saber ese dato ( tras pregúntale al radiólogo me dijo que 1450mGy, pero que al utero habrá llegado mucho menos probablemente poco); otro que si el TAC fue en el cuello y tenía protección que no le habrá pasado nada al feto. Además, Estudios que he leído de vuestra asociación junto con la sociedad argentina de radiología argentina demuestran que la incidencia de un TAC es mínima en los fetos no pudiendo causar daños al feto, solo daños en el SNC que a larga pueden ser consecuencia de cancer en el bebé.

    Me gustaría saber si me pueden dar algún dato más que nos pueda dar tranquilidad y seguridad para tomar una decisión adecuada.

    Sin más, reciban un cordial saludo, quedo a vuestra atención y respuesta lo antes posible.
  •  
    PEDRO RUIZ MANZANO - [#364] 26/03/20
    Estimado Señor:
    El primer principio del Sistema de Protección Radiológica es la justificación basándose en la relación riesgo-beneficio, lo que quiere decir que el beneficio para su mujer de la realización de esas pruebas, ha de superar el potencial riesgo al que se expone con las mismas; así pues, sus médicos consideraron que estos exámenes estaban justificados para poder diagnosticar mejor su problema y necesitaría la información de esas exploraciones para poder planificar adecuadamente su diagnóstico y posterior tratamiento o intervención.
    En general, el riesgo de efectos radioinducidos por exámenes de radiodiagnóstico, como es el caso de su caso, es muy bajo, y el beneficio de un buen diagnóstico supera en gran medida ese riesgo. La magnitud que usamos para estimar el riesgo radiológico es la dosis efectiva (mili Sievert: mSv), que se refiere al riesgo de efectos radioinducidos promediado en todo el cuerpo, y en general para evaluarla en las exposiciones médicas se suele comparar con la dosis que recibimos por el fondo radiactivo natural al que estamos expuestas todas las personas.
    Como ejemplo, la dosis efectiva en su exploración de TC de abdomen será aproximadamente 10 mSv. La de un TC de tórax está entre 4 y 6 mSv. La de un TC de cuello está entre 1 y 2 mSv.
    Para evaluar los efectos sobre los órganos usamos la dosis equivalente que también se mide en mSv.
    En lo que se refiere al embrión, en un TC de cuello, el embrión está muy alejado de la zona explorada y la radiación que le llega es muy pequeña (la dosis equivalente promedio de la zona irradiada de la madre estará entre 15 y 30 mGy; la dosis efectiva promedio que llega al embrión procede de la dispersa transmitida por el interior de la madre y es despreciable, muy inferior a 0,1 mSv).
    Por otro lado, en las primeras 5 ó 6 semanas de embarazo el único efecto posible por la irradiación del embrión es la no implantación en útero. La probabilidad de que esto ocurra es despreciable cuando se reciben dosis bajas. En su caso, las dosis fueron despreciables y además hubo una implantación adecuada ya que el embarazo sigue bien.
    La irradiación del embrión en esas primeras semanas no dará lugar a malformaciones, daños en el SNC o riesgo de inducción de cáncer futuro ya que la fase de organogénesis aún no ha empezado.
    La comisión internacional de protección radiológica indica que si el feto recibe dosis inferiores a 100 mSv (durante la organogénesis y las fases posteriores) el riesgo de tener efectos radio-inducidos de cualquier tipo es despreciable.

    En lo que se refiere al riesgo para su mujer, hay autores que consideran que el riesgo adicional de cáncer por recibir 40 mSv en varios TC abdominales es, en el transcurso de la vida de un adulto, del orden de 1 por 500 (National Radiological Protection Board. Protection of the Patient in X-ray Computed Tomography (ISBN 0 85951 345 8) London: HMSO. 1992). Pese a todo, esto representa un incremento pequeño del riesgo comparado con el elevadísimo riesgo general de padecer un cáncer (casi 1 por 3) (Comisión Europea. Guía de indicaciones para la correcta solicitud de pruebas de diagnóstico por imagen. Colección Protección Radiológica nº 118. 2001).
    Las radiaciones no se acumulan en el cuerpo. Lo que se acumularía sería la probabilidad de poder padecer un cáncer radioinducido a lo largo de la vida… Afortunadamente, los seres vivos han desarrollado mecanismos de reparación para minimizar los daños producidos por las radiaciones ionizantes y por otros agentes que pueden causar esos mismos daños. Vivimos y evolucionamos en un planeta radiactivo… Estamos adaptados… Esto es como jugar a la lotería: cuantas más veces juegas más probabilidad tienes de que te toque a lo largo de tu vida pero la probabilidad de que te toque hoy no se ve incrementada por haber jugado ayer.
    El cáncer puede aparecer por multitud de factores físicos, químicos biológicas, etc., las radiaciones ionizantes es un factor más pero con bajas dosis la probabilidad es muy baja.
    Para estimar las dosis que ha recibido su mujer necesitaríamos los datos técnicos de las exploraciones pero ella habrá recibido una dosis efectiva entre 1 y 2 mSv que es la dosis típica de este tipo de estudios. El dato que usted aporta de 1450 mGy (equivalente a 1450 mSv) no debe ser correcto y quizá se refiera a la dosis por longitud (mGycm2) o dosis promedio por corte donde se ha olvidado poner la coma decimal (el dato podría ser 14,50 mGy).
    Por todo ello, esto NO debería suponer un motivo de angustia para usted ni para sus mujer ya que seguramente sus exploraciones estaban justificadas, se realizaron adecuadamente y los riesgos radiológicos a los que han estado sometidas su mujer y su futuro bebe son despreciables.
    Espero que vuestro hijo/a nazca sano/a y fuerte. Podréis disfrutar de vuestro hijo/a, verlo crecer y acompañarle en todos los pasos que dé un su vida durante muchos años.
    Un cordial saludo.

    Notas:
    1. El fondo medio mundial es de 2,4 mili Sievert /año. Los seres humanos estamos sometidos a niveles de radiación entre 1,5 mili Sievert/año y 200 mili Sievert/año en función de la zona de la tierra donde vivamos. En las zonas de mas dosis anual, la mortalidad y la esperanza de vida son normales y las pruebas citogénicas no muestran diferencias significativas.
    2. El riesgo de cáncer de 1 por 500 significa que es probable que entre 500 personas que hayan recibido 40 mSv, en varias exploraciones, 1 de ellas podrá desarrollar un cáncer por esa causa. Esto es, un 0,2 %. Este valor coincide con la previsión de la Comisión Internacional de Protección Radiológica (Recomendaciones ICRP 103 del año 2007) para la población general en que estima un riesgo de cáncer del 5,9 % por 1.000 mSv recibidos (es decir, 0,2 % para 40 mSv). Respecto a la incidencia natural del cáncer de 1 sobre 3, es que aparecerá un cáncer por cada 3 personas. Es decir, que existe un riesgo del 33,3 % para desarrollar un cáncer. Por todo ello, si comparamos ambos riesgos, el debido a la radiación recibida por hacerse exploraciones médicas es despreciable y, probablemente, el riesgo para su salud de no hacerse esa prueba diagnóstica sería mucho mayor.
    3. Toda radiación ionizante a la que hemos estado expuestos (como son los Rayos X) conlleva un riesgo de cáncer (ICRP 60; ICRP 103). No existe el riesgo “cero” incluso con dosis bajas. La ICRP considera que incluso tras exposiciones a dosis bajas (se consideran "bajas" aquellas que son inferiores a 200 mSv) existe la probabilidad, aunque sea muy pequeña, de que tenga lugar un cáncer, considerándose que no existe una dosis umbral para su aparición. En su caso, cuando se habla de dosis inferiores a 100 mSv, se habla de riesgo despreciable.

    Para más información:
    https://www.youtube.com/watch?v=Zs7luFrR2CA&list=PLKtYyYOWzy-MtJwHSAHsjczqooFVM8rMb&index=23&t=0s

    https://www.youtube.com/watch?v=EYPsV2t62t4&list=PLKtYyYOWzy-MtJwHSAHsjczqooFVM8rMb&index=24&t=0s

Acceso a socios

users icon