¡Asóciate! Conoce las ventajas de ser socio de la SEPR. Más info    

Varias antenas muy cerca de nuestra vivienda

  • Hola, vivimos en el centro de Valladolid y hemos visto que en el portal de al lado hay dos antenas de telefonía (Vodafone y Orange) y otra en el edificio de enfrente (Vodafone), además de varias antenas en las calles colindantes.
    Vivimos en un octavo, que es el penúltimo piso en todas las viviendas de la calle (son todas de 9 alturas).

    Notamos cansancio constante y en ocasiones dolor de cabeza y malestar general, sobretodo cuando pasamos muchas horas trabajando con el portátil en la habitación donde está el router, que precisamente da a esta calle donde están todas las antenas.
    En general nos sentimos cansados cuando pasamos mucho tiempo en casa (el piso es interior y en la zona más alejada de la calle no carga bien internet) pero se acentúa en esta habitación exterior. En nuestra ubicación, Vodafone nos ofrece 4G y 5G.

    Estamos en una calle paralela a un colegio donde retiraron la antena hace años porque hubo varios casos de cáncer. Nos preocupa tener tantas antenas cerca, por ello, nos gustaría consultar (1) a qué radiación estamos sometidos y si podría tener relación con los síntomas. También conocer, por favor, (2) qué radiación emiten los portátiles, ya que hemos notado un incremento de los síntomas tras varias horas de videoconferencia y (3) qué radiación emiten los teléfonos cuando los dejamos en la habitación (encendidos o en modo avión).

    Ahora teletrabajamos, por lo que estamos continuamente en casa con el ordenador y los móviles disponibles.

    Muchas gracias.
  •  
    ALEJANDRO UBEDA MAESO - [#465] 03/08/20
    Estimado señor,

    Lamentablemente, preguntas tan concretas como las que usted plantea no admiten respuestas igualmente concretas. Veamos:

    1A. ¿A qué radiación estamos sometidos?

    RESPUESTA. No hay forma de calcular los niveles de exposición a los que están ustedes sometidos, aunque tuviésemos los datos técnicos correspondientes a todas y cada una de las antenas emisoras emplazadas en las proximidades de su vivienda. Porque esos valores dependen de factores que nos son desconocidos, incluyendo distancias, orientaciones, inclinaciones, potencias, reflexiones, horarios, superficies expuestas, morfología de los habitáculos, grosor de muros y materiales de construcción, etc. Eso en lo que se refiere a los elementos radiantes exteriores, a los que habría que añadir las emisiones de los elementos interiores a la vivienda: teléfonos móviles y DTC, ordenadores portátiles, tablets, routers, etc., que tampoco es posible calcular a partir de la información que usted nos proporciona. La única forma de poder estimar esos niveles sería realizar mediciones in situ, utilizando equipos profesionales capaces de registrar señales en un rango amplio de frecuencias y patrones durante intervalos de tiempo prolongados (al menos 24 horas).

    1B. ¿Podría tener relación con los síntomas (cansancio constante y en ocasiones dolor de cabeza y malestar general)?

    RESPUESTA: Supongamos que se hubiesen realizado las mediciones descritas arriba y conociésemos los valores promedio de exposición en el conjunto de los espacios que componen la vivienda. Supongamos que, aunque las cifras obtenidas estarían por debajo de los niveles de seguridad establecidos por la legislación española para la protección del público general (RD 1066/2001), los promedios alcanzasen niveles algo superiores o muy superiores a los valores típicos registrados en el conjunto de viviendas urbanas de ciudades españolas o europeas. Aun en esos supuestos, no sería posible saber si los síntomas que usted refiere estarían relacionados con la exposición a esas señales de radiocomunicación. En efecto, cansancio, malestar general y dolor de cabeza son síntomas que se encuadran dentro del denominado “síndrome de electrohipersensibilidad percibida” (SEHP), una dolencia real cuyo origen no es bien conocido y es objeto de controversia. Así, mientras la OMS considera que la SEHP tendría un fuerte componente sicosomático no relacionado directamente con la exposición a radiaciones electromagnéticas, diversos autores sí contemplan seriamente la posibilidad de una relación directa (ver, por ejemplo, http://dx.doi.org/10.1515/reveh-2016-0011 y http://dx.doi.org/10.1016/j.envpol.2018.07.019). Con la información disponible, no nos es posible establecer si ustedes padecen o no de ese hipotético tipo de hipersensibilidad percibida.

    2. ¿Qué radiación emiten los portátiles, ya que hemos notado un incremento de los síntomas tras varias horas de videoconferencia?

    RESPUESTA. Los ordenadores portátiles emiten señales de radiofrecuencia cuando el usuario da la orden de acceder o remitir información a Internet. En general, la señal emitida será más potente si el ordenador tiene que comunicar directamente con una antena exterior de telefonía, situada en un emplazamiento relativamente alejado, que si la comunicación se establece a través de un router situado en el interior de la vivienda. En cualquier caso, la potencia de la señal decae significativamente con la distancia a la fuente emisora. Por eso, los niveles de exposición del usuario del ordenador, situado a una distancia de aproximadamente 40 cm a la antena del equipo, será significativamente menor que los recibidos por una persona que esté hablando con el teléfono móvil aplicado al oído. ¿Podría una persona hipersensible sentirse peor cuanto más prolongada sea la sesión de exposición a las emisiones de un ordenador? Tal vez, pero no necesariamente es así. Por lo general, las personas que se autodefinen como hipersensibles se sienten mal con solo acercarse al ordenador en funcionamiento. No necesitan pasar minutos delante del equipo para percibir los síntomas correspondientes. Estamos seguros de que ustedes ya han tomado en cuenta el hecho de que una videoconferencia de trabajo prolongada bien puede dar lugar a cansancio, malestar o dolor de cabeza debido a causas distintas de la exposición a las emisiones electromagnéticas.

    (3) ¿Qué radiación emiten los teléfonos cuando los dejamos en la habitación (encendidos o en modo avión)?

    RESPUESTA. Dejado sobre una mesa, un teléfono totalmente activo lanzará periódicamente una señal potente dirigida a las antenas de telefonía más próximas, con objeto de informar a la red de la posición geográfica en que se encuentra el aparato. También emitirá instantáneamente cuando reciba mensajes o llamadas telefónicas. Una persona presente en la misma habitación que el teléfono recibirá periódicamente niveles muy bajos de esas emisiones, más bajos cuanto mayor sea la distancia que le separe del teléfono. Si el teléfono está en modo “vuelo”, solo emitirá o recibirá señales si está conectado a una red Wi-Fi. En tal caso, la potencia de las emisiones será baja, ya que estas solo tienen que alcanzar al router situado a unos pocos metros, y no a una antena exterior, emplazada a decenas o centenares de metros.

    Atentamente
    Grupo de Trabajo en Radiación No ionizante, SEPR

Acceso a socios

users icon