¡Asóciate! Conoce las ventajas de ser socio de la SEPR. Más info

Buenos días, mis cuestiones están relacionadas a la exposición a líneas eléctricas de alta tensión: Ayer nos dimos cuenta que habíamos estado con nuestros hijos unas 4 horas en una terraza ubicada a unos 5-6 metros de la vertical de los cables de una línea eléctrica de alta tensión. Calculo que la terraza esta levantada del suelo unos 4 metros. Desconozco el voltaje de la línea pero debo decir que estaba relativamente cerca (200-300 metros) de la estación eléctrica de la población. Hemos podido incurrir en algún tipo de riesgo para la salud de nuestro hijos? Existe algún tipo de tiempo límite de exposición a estos campos para que generen perjuicio en nuestra salud? Por otro lado, por el patio del colegio de mi hija se encuentra soterrada la acometida eléctrica de entrada al centro. Cabe algún riesgo para los críos que juegan sobre la misma? Hemos podido comprobar que la intensidad del campo supera los 2000 nano Teslas justo sobre la misma línea en el suelo. Gracias por su información.

Estimado señor, 

La Recomendación Europea para la protección del público general (incluyendo niños pequeños) ante la exposición aguda o crónica a campos electromagnéticos propone que no se supere el umbral de 100 microteslas (µT) en las exposiciones del público a campos de 50 Hz (la frecuencia de la corriente que circula por las líneas eléctricas.) Ver:COUNCIL RECOMMENDATION of 12 July 1999 on the limitation of exposure of the general public to electromagnetic fields; http://ec.europa.eu/health/electromagnetic_fields/docs/emf_rec519_en.pdf   

Por su parte, la Comisión Internacional para la Protección ante Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) propone para el público general un umbral de 200 µT para exposiciones agudas (cortas y esporádicas) a campos de 50 Hz. Una línea eléctrica de 200 kV, como la que usted describe, genera en su entorno campos magnéticos de 50 Hz cuya “intensidad” depende de factores diversos, como la altura a la que se sitúan los cables, la configuración de la línea, su carga en un momento dado o, en el suelo, la distancia a la vertical de los cables. Si lo desea, puede usted encontrar datos más concretos en numerosos artículos disponibles en Internet. Por ejemplo, en el artículo Measurement and Analysis of Extremely Low Frequency Electromagnetic Field Exposure, JEMAA Vol.4 No.8, August 2012; (DOI:10.4236/jemaa.2012.48046; http://www.scirp.org/journal/CTA.aspx?paperID=21532) se ofrecen valores de campo medidos en el suelo, a diferentes distancias en la vertical de una línea de 220 kV. Los datos muestran valores máximos de campo magnético de aproximadamente 3-4 µT en la vertical de la línea; 2 µT a 50 metros de la línea; 0,5 µT a 75 metros y 0.3 µT a 100 metros. A distancias superiores a 150 metros el valor medio de campo queda por debajo de 0,1 µT. 

Esos datos muestran que, en el primer caso que usted describe, los niveles de campo a los que pudieron estar sometidos los niños durante las 4 horas en que permanecieron en las proximidades de la línea eléctrica estarían, en promedio, 2 – 3 órdenes de magnitud por debajo de los recomendados por ICNIRP para la protección del público ante exposiciones breves. Teniendo además en cuenta la evidencia experimental y epidemiológica acumulada hasta ahora, habría que concluir que no existen indicios que permitan pensar que una exposición como la que nos ocupa represente ningún tipo de riesgo para la salud de los niños. 

Tampoco en el segundo caso cabe esperar riesgo para los niños por el hecho de que en el subsuelo del patio del colegio exista una línea eléctrica que emita campos de 2000 nT (2 µT) a la altura del suelo. Eso, asumiendo que la medición realizada sea correcta. Porque solo un estudio ejecutado con aparataje profesional calibrado por un centro acreditado puede proporcionar datos fiables. En cualquier caso, en una instalación estándar, la intensidad el campo magnético emitido por líneas enterradas se reduce drásticamente con la distancia a los cables, por lo que a 1 metro de la línea los niveles de campo habrán decaído probablemente en un orden de magnitud. Así pues, los niveles medios de exposición de las personas, niños o adultos, que frecuenten patio del colegio quedarán muy por debajo de los umbrales de potencial nocividad. 

Tal vez esté usted informado del hecho de que la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (Organización Mundial de la Salud) incluyó en 2002 los campos electromagnéticos de baja frecuencia dentro de su listado de “Posibles Cancerígenos, Clase 2B.) Esa clasificación se basa principalmente en datos epidemiológicos, todavía controvertidos a día de hoy, que mostraban un incremento del 50% - 80% en la incidencia de leucemia en niños expuestos crónicamente en viviendas unifamiliares a campos de 50/60 Hz con una intensidad media (considerando el conjunto de las habitaciones de la casa) por encima de los 0,3 – 0,4 µT. En estos casos se consideraba exposición crónica la recibida por niños (menores de 15 años) que habían pasado su infancia (y su vida embrionaria, en muchos casos) en la vivienda unifamiliar expuesta. En cuanto al nivel de riesgo por la exposición, es necesario advertir que la incidencia espontánea de leucemia en niños es de 5 casos anuales por cada 100.000 niños. Es decir, que en caso de que esos campos electromagnéticos fueran realmente un factor promotor de leucemia, por cada 100.000 niños que hubieran pasado su infancia en una vivienda con alta exposición a campos, podrían darse entre 2 y 4 casos anuales de leucemia. Con ese nivel de supuesto riesgo, se ha calculado que en el conjunto de los países escandinavos podría registrarse un único caso anual de niño con leucemia hipotéticamente debida a la exposición. 

Por lo tanto, estaríamos ante un hipotético riesgo individual muy bajo por exposición crónica que, de todas formas, no corresponde a los casos que usted describe, de exposiciones cortas y esporádicas a campos de baja frecuencia. Esperamos que esta información satisfaga su interés. 

Atentamente, Grupo de Trabajo en Radiaciones No Ionizantes, SEPR

Acceso a socios

users icon