Mi preocupación surge al hacer unas mediciones en casa, he utilizado un medidor de radiación de hornos microondas el cual mide mW/cm2, las mediciones son: en la terraza a la altura de la cabeza más de 9.99 mW/cm2 y dentro de casa en los dormitorios que dan a la terraza hay varios picos de más de 9.99 mW/cm2, en las almohadas picos de 7 que suben a 8 y 9 mW/cm2. En todas las habitaciones que dan a la terraza tienen picos de más de 9,99 mW/cm2. El aparato no puede medir más que 9,99 mW/cm2. Vivo en el 4 piso, es el ático. El edificio de enfrente es una residencia para enfermos con cuidados paliativos, en el que han instalado varias antenas de telefonía móvil, creo calcular que están a una distancia de nuestra casa de entre 10 y 20 metros, están a la altura de nuestras cabezas, una de ellas está camuflada tipo chimenea. Están instaladas, las 2 primeras desde hace unos 5 años y la ultima hace 1,5 años. Estoy asustada por los valores de radiación que hemos detectado que tenemos en casa. Cre

En efecto, en España existe una regulación que limita la exposición del público (incluyendo la exposición residencial) a radiaciones no ionizantes emitidas por sistemas de radiocomunicación, que entendemos son las de interés en el caso que usted describe. Dicha regulación viene dada por el “Real Decreto 1066/2001, de 28 de septiembre, por el que se aprueba el Reglamento que establece condiciones de protección del dominio público radioeléctrico, restricciones a las emisiones radioeléctricas y medidas de protección sanitaria frente a emisiones radioeléctricas.” El texto está disponible en Internet, a través de diversas páginas Web. Una de ellas es la siguiente: http://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2001-18256
En las tablas correspondientes del Real Decreto puede usted consultar los Niveles de Referencia para las señales de interés en su caso, la mayoría de las cuales estarán en el rango de 500 MHz – 3 GHz.
Sobre el nivel real de seguridad de los límites propuestos por el Decreto en el caso de exposiciones crónicas, existe diversidad de opiniones. Abreviando, podríamos decir que existe una mayoría de organismos oficiales y profesionales que consideran que la observancia de los límites establecidos por el Real Decreto garantiza suficientemente la seguridad del público expuesto. Por otra parte, existe una minoría de expertos y de organizaciones que proponen que los límites deberían ser más exigentes, dado que los conocimientos actuales en la materia serían todavía insuficientes. Nuestro Grupo de Trabajo de la SEPR debe abstenerse aquí de tomar parte en esa discusión, ya que ello queda completamente fuera de los objetivos de este consultorio.
Sin embargo, sí debemos expresar aquí nuestro escepticismo sobre la validez de las lecturas, del orden de los 10 mW/cm2, proporcionadas por su aparato de medición. Las evaluaciones de exposición ambiental han de hacerse sobre mediciones realizadas por técnicos expertos, siguiendo protocolos reglados específicos y utilizando un costoso aparataje profesional (el que usted ha utilizado no lo es, en absoluto), calibrado periódicamente (cada 1 o 2 años, según el caso) por laboratorios certificados, oficialmente autorizados para realizar esa labor. Cualquier medición que no cumpla estos requisitos ha de considerarse, por fuerza, inválida, ya que puede dar lugar a alarmas infundadas, como parece ocurrir en el caso que usted expone.
Las evaluaciones correctas a las que nos referimos pueden ser solicitadas a diversas universidades o a empresas privadas. Todas ellas cobran por sus servicios de medición y de evaluación de seguridad, si bien los trabajos de las universidades suelen ser más asequibles y, generalmente, más fiables. También pueden solicitarse mediciones al organismo público competente, que de considerar justificada la solicitud, realizaría el servicio sin coste para el peticionario. En este caso, el organismo a consultar sería la Secretaría de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, perteneciente al Ministerio de Industria, Energía y Turismo.
Esperamos que esta información satisfaga las expectativas de su consulta.
 
Atentamente,
Grupo de Trabajo de Radiaciones No Ionizantes, Sociedad Española de Protección Radiológica

Acceso a socios

users icon