¡Asóciate! Conoce las ventajas de ser socio de la SEPR. Más info

Pregúntale a la SEPR

Si en un procedimiento intervencionista con uso de fluroscopia durante mas de una hora llegan a aparecer radio lesiones ( eritema) , es sinónimo de altas dosis en msv o solo en la piel? Hay mucho riesgo de cáncer en los órganos mas cercanos?

Los posibles efectos tisulares radioinducidos en la piel, según la publicación de la Comisión Internacional de Protección Radiológica ICRP 103, serían: eritema (después de una irradiación que supere aproximadamente los 3000 mSv) o quemaduras (después de una irradiación que supere los 5000 mSv). El Organismo Internacional de Energía Atómica de Naciones Unidas (OIEA) indica que el eritema transitorio temprano podría aparecer con dosis superiores a 2000 mSv. Por lo visto, en el caso que Usted manifiesta, se habría superado la dosis de 2000 mSv en piel al producirse efectos tisulares probablemente transitorios de manera que con el tiempo la piel repare el daño por completo. Es evidente que también se han irradiado, con dosis importantes, los órganos cercanos al lugar donde ha aparecido el eritema. En estos procedimientos es muy difícil estimar las dosis de esos órganos y se necesitarían más datos. Éstos han recibido una dosis menor que la piel por lo que lo más probable es que no aparezcan efectos tisulares en ellos. Por ejemplo, si el 30% del pulmón se irradia con menos de 5000 mSv no habrá ningún problema tisular en él. Para que el pulmón tenga problemas tisulares se debería irradiar con más de 20000 mSv más del 20 % de su volumen o con más de 5000 mSv más del 60% de su volumen. Por otro lado, el cáncer es un efecto probabilístico, lo que significa que a mayor dosis en un órgano existe una mayor probabilidad de tener en un futuro un cáncer. La publicación ICRP 103 indica que el coeficiente nominal de riesgo de inducción de cáncer para la piel sería de 1000 sobre 10000 por cada Sv recibido y en pulmón sería de 114 sobre 10000 por cada Sv recibido. El uso de la dosis en órganos y de la dosis efectiva para evaluar los riesgos en la exposición de los pacientes tiene severas limitaciones que deben tenerse en cuenta a la hora de cuantificar la exposición médica. La evaluación e interpretación de la dosis de exposición médica de los pacientes es muy problemática cuando los órganos y tejidos reciben sólo una exposición parcial o una exposición muy heterogénea. Los procedimientos radiológicos de diagnóstico médico deben estar siempre justificados y llevarse a cabo con la menor dosis de radiación de forma que permita obtener la información diagnóstica deseada. La discusión sobre los riesgos asociados a la dosis de radiación de los procedimientos de imagen médica debe siempre ir acompañada por el reconocimiento de los beneficios de estos procedimientos para la salud del paciente. En este caso, se supone que la intervención estaba más que justificada por lo que el beneficio de su realización superó con creces los posibles efectos secundarios o riesgos radiológicos a los cuales ha podido estar el paciente sometido.
Fdo. SEPR

Acceso a socios

users icon